jueves, 11 de julio de 2013

Riachuelo

Riachuelo: un legislador K dijo que hay peces, y salieron a cruzarlo

Cabandié aseguró que es porque hay más oxígeno en el agua; para una ONG, sigue estando muy contaminada.

Agua turbia. La cuenca ayer a la tarde, con basura acumulada sobre la costa en el sur porteño. /MAXI FAILLA

10/07/13 – Clarin

A cinco años del histórico fallo de la Corte Suprema que ordenó sanear el Riachuelo, el legislador kirchnerista Juan Cabandié dijo que vio peces en el curso de agua y desató la polémica.

Desde Greenpeace indicaron que la presencia de peces anfibios, que no necesitan oxígeno, no significa que la calidad del agua del Riachuelo haya mejorado. Y una vez más, la ONG denunció que la ACUMAR dispuso límites de vertidos industriales tan elevados que, aún si se cumplen, el río seguirá contaminado.

El 8 de julio de 2008, la Corte condenó a los Gobiernos Nacional, de la Ciudad y de la Provincia a sanear el Riachuelo. El lunes, en el 5° aniversario del fallo, el legislador porteño y candidato a diputado nacional por el Frente para la Victoria, Juan Cabandié, recorrió las obras y elogió: “Antes uno veía acumulación de botellas, basura y animales muertos y hoy comienza a haber en algunos sectores del Riachuelo bancos de peces. Es decir que se está oxigenando el agua y generando menos contaminación por parte de las empresas, que es de lo que ACUMAR se ocupa”.

Desde Greenpeace, una de las ONG que monitorean el cumplimiento del fallo, ayer aclararon que la presencia de cierto tipo de peces no indica que haya mejorado la calidad del agua. “El Riachuelo sigue igual o más contaminado que hace cinco años, cuando empezaron las tareas de saneamiento –afirmó Lorena Pujó, Coordinadora de la Campaña de Riachuelo de Greenpeace–. El hecho de que aparezca algún pez, no significa que esté limpio. El otro día dijeron que había un cardumen de madrecitas, pero esa especie sobrevive en la contaminación. También hay peces anfibios, que no necesitan oxígeno para sobrevivir. Estos no son indicadores serios de que haya disminuido la contaminación”.

Por Twitter, Cabandié retrucó: “ Algunos Pescados se enojan xqe hay Peces en Matanza-Riachuelo. ACUMAR está trabajando para recuperarlo, nunca dije qe era la Laguna Azul ”.

Entre los avances que sí reconoce Greenpeace está la liberación del camino de sirga (en los laterales) y que hay menos basura en la desembocadura. Pero esto no alcanza para bajar la polución. “Aún si todas las industrias cumplieran los permisos de vertidos, el Riachuelo seguiría contaminado –subraya Pujó–. La estrategia de saneamiento de ACUMAR es incorrecta, porque si no se pide que dejen de contaminar, difícilmente el río deje de estar contaminado”.

La resolución N° 3 de ACUMAR permite el vertido sin restricciones de mercurio, plomo, cromo, cadmio, arsénico y otras. Y una presencia de oxígeno disuelto en el agua de menos de 2 mg. por litro, lo que no permite la vida de peces. Aún así, Greenpeace midió que en tramos de la cuenca baja y media, hay sólo 0,5 mg. de oxígeno por litro.

En su balance de estos cinco años, la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) afirma que uno de los temas pendientes es modificar la legislación y establecer metas para la disminución del vertido de sustancias contaminantes. También explica que es prioritario confeccionar una política para la gestión de residuos, elaborar un plan de reurbanización de villas y garantizar el acceso al agua y las cloacas de la población de la Cuenca. Entre lo positivo, menciona la creación de la ACUMAR, como un órgano interjurisdiccional que coordina todas las acciones; la limpieza de las márgenes y la extracción de barcos abandonados. Pero por sobre todo, destaca el fallo de la Corte, que sirvió para romper con la inercia en que se encontraba el Riachuelo.